Escucha nuestras emisoras on line
Banner
Miércoles, 12 de Julio de 2017 10:56


 

Preocupación por el cierre de la varias franquicias en la calle Mayor de Gandia 

Las grandes marcas tienen muchas facilidades en los centros comerciales donde no suelen pagar alquiler por los locales 

Uno de los locales que han cerrado en la calle Mayor de Gandia. Foto: Redacción.
 

Tiger, Pull and Bear y ahora Mango han cerrado sus tiendas en la calle Mayor de Gandia. Son tres de las franquicias, marcas o tiendas más conocidas y con una larga trayectoria en el centro de la ciudad y, lógicamente, su cierre alerta a los comerciantes y a la ciudadanía en general.

 

 

El presidente del Centro Histórico Comercial, Pedro Izquierdo, reconoce que, en un primer momento, esta cantidad de cierres de comercios asusta, aunque ha lanzado un mensaje de tranquilidad y asegura que todas las tiendas no han cerrado por el mismo motivo. En este sentido, por ejemplo, Pull and Bear ha preferido reducir costes centrando su actividad en una sola tienda.


Asegura Pedro Izquierdo que en breve se van a producir buenas noticias, y según ha adelantado pronto habrá actividad en el edificio del antiguo “Deportes Cucart”, en el del propio Mango, e incluso en el local donde se encontraba Pull and Bear.

 

Una de las desventajas con las que cuenta el Centro Histórico Comercial es que las grandes franquicias suelen tener alquileres gratuitos o tratos preferentes si se instalan en los centros comerciales y, sin embargo, en la calle Mayor los bajos suelen pertenecer a particulares que lógicamente cobran un alquiler.

 

El PP culpa a las políticas del gobierno local 

Precisamente sobre el cierre de estas franquicias en el centro de Gandia ha versado la comprarecencia pública que ha ofrecido el grupo municipal del PP. Los populares, en esencia achacan el cierre de estos locales por la emilinación de zonas de aparcamiento y los accesos al centro histórico de Gandia. Así mismo el PP considera que la presión policial, ordenada desde el Gobierno, a los agentes a la hora de imponer multas es un elemento disuarorio más para que los potenciales clientes prefieran relizar sus compras en centros comerciales. 

 

Dice el edil del PP, Guillermo Barber que el Gobierno de Gandia no está apoyando al comercio de proximidad y que solo está obsesionado en “llenar parkings”. Barber ha asegurado que el Ejecutivo de Gandia con sus políticas “ha roto el equilibrio comercial de la ciudad” que ha propiciado el cierre de negocios, no solo en el centro de la ciudad, sino también en otras zonas de Gandia. 

 

La respuesta del gobierno 

La responsable de Políticas Económicas del Ayuntamiento de Gandia, Alicia Izquierdo, considera que estas críticas del PP han sido generalizadas, no solo contra el Gobierno de Gandia, sino que ha sido un ataque directo al potencial comercial de la ciudad.

 

Izquierdo ha advertido que el Ayuntamiento puede intervenir en la bajada del precio de los parkings, pero no en el precio al que se alquilan los locales privados. La edil de Més Gandia, en tono irónico, ha pedido al PP “que aporte ideas para que el Gobierno pueda gestionar el cierre de una franquicia en un local privado”.

 


 

[ Pedro Izquierdo, Centre Històric i Comercial ]

Guillermo Barber, concejal PP ]
 

Alicia Izquierdo, concejal Economía  ]
 
 

 [ Otras noticias de SER ]     

 

 

Copyright Radio Gandia S.A.: 2011