Escucha nuestras emisoras on line
Banner
Jueves, 22 de Febrero de 2018 11:45


 

El Gobierno de Gandia se compromete con los vecinos de Marenys a finalizar la urbanización   

Los vecinos tendrían que pagar una última cuota de reparcelación de unos 1.000 euros por propietario

Imagen aéra de la zona de Marenys de Rafalcaid en Gandia. Foto: Google Maps. 
 

El Gobierno de Gandia se ha comprometido con los vecinos de Marenys de Rafalcaïd a finalizar el proceso urbanización de esta zona de 120.000 metros cuadrados, que se puso en marcha hace 15 años, y que a día de hoy sigue sin haber finiquitado todos los pasos que permitirían que el Ayuntamiento recepcionara la obra.

 

Eso sí, para ello debe contar con el compromiso por escrito de la mayoría de los 300 propietarios de terrenos en esta barriada junto a la desembocadura del río Serpis. Solo deberían pagar una vez finalizadas todas las actuaciones pendientes y liquidar 4 euros por cada metro cuadrado, lo que supone una última cuota media de reparcelación que se situaría en torno a los 1.000 euros por propietario.


El coordinador de Urbanismo de Gandia, Vicent Mascarell, ha explicado que se ha realizado una auditoria previa antes de acudir con esta propuesta a los vecinos, y que se precisan unos 500.000 euros para hacer frente a las obras mínimas que desbloquearían la situación, que permitirían que estas parcelas obtuvieran la condición legal de solar, otorgando con ello una seguridad jurídica de la que carecen hoy día y dejando que se construya dentro de la normativa. En cualquier caso, este dinero servirá para eliminar algunos postes eléctricos y de telefonía provisionales, adecentar algunas calles y zonas verdes.

 

En las dos reuniones que se han mantenido hasta la fecha con los vecinos, se les ha planteado que es muy probable que, si no se finaliza ahora la urbanización, los costes de este proceso se disparen en un futuro, al no estar dándose el mantenimiento que debería hacerse de algunas infraestructuras ya ejecutadas y de las que todavía el Consistorio no es el responsable jurídico.


Además existe el compromiso de que los vecinos no tendrán que pagar los cerca de 800.000 euros de unas obras de urbanización ya ejecutadas en su día, y que al parecer no se realizaron en las condiciones debidas, como ha explicado el presidente de la Junta de Distrito, Miguel Ángel Picornell. El concejal de Gestión Responsable del Territorio, Xavier Ródenas, ha asegurado que la solución que se está intentando arbitrar en Marenys puede ser también clave en otras zonas con problemas similares, como es el caso de Marxuquera.

 


 

[ Vicent Mascarell,coordinador de Urbanismo de Gandia ]


Miguel Ángel Picornell y Xavier Ródenas ]
 
 

 [ Otras noticias de SER ]     

 

 
Copyright Radio Gandia S.A.: 2011