Escucha nuestras emisoras on line
Banner
Viernes, 06 de Julio de 2018 11:25


 

La demolición del hospital de Gandia tendrá un plan especial para retirar los restos de amianto

Después de eliminar el cableado eléctrico y el metal se procederá la derribo de la estructura

Instalaciones del viejo hospital Francesc de Borja de Gandia. Foto: Redacción.
 

La Conselleria de Sanidad prevé abrir el nuevo Centro de Salud Integral de Roís de Corella, en Gandia, una vez concluyan las obras en los tres edificios que compondrán el conjunto. De este modo, se descarta la posibilidad de que puedan comenzar a prestar servicio por fases, una vez se vayan rematando los mismos.


En una reunión que tenía lugar esta misma semana, Sanidad ha ratificado su compromiso de que se ejecutará un primer inmueble dedicado a Centro de Salud propiamente dicho, que acogerá algunas especialidades médicas, cirugía menor y salud mental; un segundo edificio como Centro de Salud Pública, dado que las actuales instalaciones de la calle Duc Carles de Borja se han quedado pequeñas; y un último espacio dedicado a la denominada Casa del Paciente, que aglutinaría a colectivos socio-sanitarios, con salas de rehabilitación y para talleres de formación sanitaria.


Sobre el centro para enfermos crónicos, que era el proyecto original que se apuntó en un principio como uso alternativo al viejo hospital de Gandia, apunta la titular de Salud Pública de Gandia, Liduvina Gil, que de momento las cifras de población
no indican suficiente demanda como para plantear una infraestructura de este tipo en la Safor.


Liduvina Gil, concejal Sanidad   ]
 

 

¿Cómo será el derribo? 

Pero antes de llevar a cabo todas estas obras, que en ningún caso serían desarrolladas en la presente legislatura, sino que sería un futuro gobierno de la Generalitat el que debería acometer el proyecto en Roís de Corella, es necesario demoler el viejo hospital comarcal. Se espera que empiece el derribo en diciembre de este año y que las obras tengan una duración de entre 6 y 8 meses. 


El proceso de derribo no puede ser sistemático, dado que en primer lugar se deben eliminar los metales y cableado eléctrico, para proceder después a tirar la estructura en sí. Antes sin embargo, también se deben retirar los restos de amianto, un material que recordemos que es potencialmente cancerígeno, y que es imprescindible retirar de forma previa cualquier vestigio de los escombros antes de ser triturados. El tratamiento del amianto tendrá una consideración especial, al igual que va a ocurrir con el antiguo hospital La Fe de Valencia.
 


Fernando Mut, arquitecto municipal de Gandia  ]
 


 


 

 
 
 

 [ Otras noticias de SER ]     

 

 
Copyright Radio Gandia S.A.: 2011